Evento auspiciado por la Asociación Argentina de Estudios Clásicos

 


La Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional  de Cuyo, por  intermedio del Instituto de Lenguas y Literaturas Clásicas (ILLC) y del Centro de Edición de Textos Hispanoamericanos (CETHI) tiene el agrado de comunicar a la comunidad académica nacional e internacional la realización del Primer Congreso Internacional de Estudios sobre la Épica, a realizarse en Mendoza, en la sede de la mencionada Facultad los días 18, 19 y 20 de agosto de 2011.

Recibiremos con enorme cordialidad y sentido de servicio a todos aquellos investigadores que dentro o fuera del país estudien los nuevos aportes y perspectivas de estudio de uno de los más antiguos géneros literarios de Occidente.

La realización de un encuentro que tenga como objeto la puesta al día de los conocimientos sobre el género épico, no deja de tener visos de osadía. Entre otras razones, porquelas distintas posiciones teóricas acerca de la existencia o no de los géneros literarios y, también en no poca medida, por la pervivencia histórica de epopeyas, ya de tiempos guerreros, ya de mundos de refinada civilización han planteado desde siglos cuestiones sobre sus orígenes, modelos, formalidades y proyecciones que alcanzan la propia actualidad. No obstante, es la buena salud de que goza la épica en estado puro o en sus múltiples adecuaciones a las estéticas y necesidades de cada época, la que impulsa a una renovada puesta en cuestión del género al conmemorarse los cuatrocientos años de primera edición de La Christiada (Sevilla, 1611), sin dudas la mejor epopeya nacida en las letras hispanoamericanas.

Los estudios genéricos –al margen de las cuestiones teóricas contemporáneas sobre su existencia y valor-, especialmente la épica, vienen acompañados por un entretejido de cuestiones que permiten la participación enriquecedora de otras áreas del saber humanístico como son las investigaciones sobre Poética, los aportes de la Filosofía, la integración y deslinde que problematiza la Historia, las variantes de las épicas nacionales (celtas, sajonas, bretonas, italianas, españolas, inglesas).

Así los poetas han cantado la instalación del hombre en un lugar del mundo, la fundación de una estirpe y el significado de ese locum donde la vida resulta posible; los eternos motivos de la guerra y del viaje; del retorno a la tierra prometida; el cincelado de un ‘esto fuimos’ –ya griegos, ya romanos, ya cristianos, ya bretones-; el diálogo que refunda una América mestiza, el canto que configura la sorpresa ante los paisajes del Nuevo Mundo o las arduas empresas mágicas y fantásticas que enarbolan banderas de virtud y coraje galopando sobre míticos caballos; incluso las fundaciones de un hoy que reniega, pero necesita de la epopeya. Testimonio primero de creencias religiosas, de valoraciones morales y de principios políticos que modelaron culturas primitivas o permitieron el ensueño reparador de estos bienes en civilizaciones de alto desarrollo y complejidad históricas, la épica manifiesta hoy la urgente necesidad de análisis, abordajes, estudios profundos e intensos que interpelen su enorme riqueza significativa.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: